Los requisitos básicos para abrir una cuenta de ahorros son documento de identidad vigente, y monto mínimo de apertura. Este monto puede variar dependiendo de cada entidad financiera, incluso existen algunas que no lo requieren.

Si estás interesado, puedes revisar los requisitos en las páginas web de cada banco.

Eso sí, te recomendamos que al momento de decidir abrir una cuenta de ahorros preguntes por la TREA (Tasa de Rendimiento Efectiva Anual). Este dato te ayudará a saber cuánto te cobran por intereses, comisiones y gastos. Así también debes verificar los canales de atención con los que cuenta el banco, es decir número de cajeros, agentes, agencias, etc. Este es un dato importante para cuando tengas que disponer con mayor facilidad de tu dinero. El banco que elijas debe ser el que se ajuste a tus necesidades.
La membresía es un cobro legalmente permitido cuyo monto y periodicidad debe constar en el contrato que firmaste para obtener la tarjeta. Algunos bancos suelen exonerar este cobro bajo determinadas condiciones. Consulta con tu banco esta posibilidad.
El historial crediticio registra la historia de cómo una persona ha cumplido con sus obligaciones financieras. Es decir, registrará las veces que pagamos con puntualidad y las que pagamos con retraso. Esta información no podemos eliminarla, sin embargo podemos ir modificándola positivamente con un adecuado comportamiento de pago, el que quedará registrado en las Centrales de Riesgo. Si te retrasas o incumples, las modificaciones a tu historial serán negativas.
Para conocer tu calificación crediticia puedes acudir a cualquier Central de Riesgos Privada (Equifax ó Sentinel), allí puedes solicitar un reporte gratuito una vez al año. En el caso de Sentinel puedes acceder a tu información vía web, ingresando a consulta gratuita en la web www.sentinelperu.com. Las Centrales de Riesgo mantienen tu historial de pago por dos años cuando se trata de obligaciones canceladas y por cinco años contados desde el vencimiento de la obligación, si se trata de deudas impagas.
Los requisitos para una compra de deuda son variados, dependen de cada banco, puedes informarte revisando sus páginas web o llamando a los números de contacto correspondientes. Este beneficio es brindado por las entidades luego de una evaluación  y lo mínimo que te solicitan es tu documento de identidad vigente. Eso sí, te recomendamos que al momento de decidir adquirir el préstamo preguntes por la TCEA (Tasa de Costo Efectiva Anual). Este dato te ayudará a saber cuánto te costará el crédito solicitado, ya que considera los intereses, los costos y los gastos del mismo. El banco que elijas debe ser aquel que se ajuste a tus necesidades y posibilidades.
Las entidades del sistema financiero están obligadas a ofrecer a sus clientes la posibilidad de recibir sus Estados de Cuenta vía correo electrónico. De esta forma, los consumidores que así lo deseen podrán ahorrarse el costo que actualmente tiene el envío físico –y que varía entre S/.6 y S/.10, según cada entidad. Para hacer el cambio debes comunicarte con tu banco.
Efectuar el pago de un crédito en las cuotas pactadas o cancelarla en una sola cuota de forma anticipada, es un derecho de todos los consumidores. Si cancelas tu crédito de manera anticipada tienes derecho a que te cobren los intereses generados a la fecha de pago.
La práctica básica de seguridad de la información recomienda no guardar información personal en los navegadores, ya que puedes exponer tus datos, si por alguna razón navegas en páginas no seguras. Por ejemplo, si utilizas la misma contraseña para todas tus cuentas (redes sociales, correos etc), y las guardas en forma automática, algún tipo de software cuyo objetivo es infiltrarse o dañar una computadora o Sistema de información sin el consentimiento de su propietario, podría acceder a tus cuentas de correo electrónico y otras. Por ello, te sugerimos que para no exponerte, evites guardar tu contraseña en forma predeterminada.
ASBANC GPTW ASBANC GPTW