NOTICIA

26
Mar
ASBANC: 3,7 millones de clientes siguen pagando puntualmente
26 de Marzo

ASBANC: 3,7 millones de clientes siguen pagando puntualmente

ASBANC: 3,7 millones de clientes siguen pagando puntualmente
​En entrevista, el presidente del gremio empresarial, Martín Naranjo, aseveró que este número de clientes no ha visto afectada su capacidad de pago. Razón por la cual “no tendría sentido condonar de manera general intereses”.

Las facilidades para el pago para algunos servicios como luz, agua y telefonía han sido un tema de continua discusión durante estos 15 días de aislamiento social obligatorio decretado por el Ejecutivo para detener la expansión del COVID-19.

Según datos de la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), al 20 de marzo se había logrado reprogramar 150 mil créditos por alrededor de S/12.000 millones. Esto, sin embargo, no implica eliminar el cobro del interés respectivo. Martín Naranjo, presidente del referido gremio, explicó los motivos.

¿Por qué la banca no puede, durante este estado de emergencia, ofrecer facilidades de pago sin el cobro de intereses?

La razón más fundamental es la protección del ahorro del público y mantener las líneas de crédito. El cobro de intereses por los préstamos genera el flujo que permite a las entidades financieras pagar intereses a sus depositantes, cubrir sus costos operativos y tener capital para seguir dando más créditos. Si afectas ese flujo pones en riesgo los ahorros de la gente y reduces la oferta del crédito que necesitan las empresas para seguir adelante, especialmente durante la crisis. Una medida generalizada produce el riesgo, además, de que se rompa la cadena de pagos, de que no se pueda pagar a proveedores y trabajadores. Por eso, hay que focalizarse en los que más se afectan.

Por otro lado, cuando las empresas de telecomunicaciones, o de otros servicios públicos, dejan de cobrar por el servicio, no perdamos de vista que los bancos son los que están financiando esas medidas, reestructurando las deudas de las empresas de servicios y cubriendo las necesidades de liquidez que surgen.

Aun pagando los intereses a los depositantes, la rentabilidad sobre el patrimonio de los bancos es del 18%. Uno de los más altos de la región.

Primero, no pasemos por alto que esa rentabilidad, como la de todas las empresas, ya está siendo afectada de forma importante por esta crisis económica mundial. Segundo, esa rentabilidad es la que ha permitido que el sistema financiero peruano sea de los más sólidos y líquidos de la región, ofrecer mayor seguridad a los ahorros y responder rápida y enérgicamente ante la crisis global que estamos enfrentando. Durante mas de 20 años hemos construido fortalezas importantes en lo fiscal, monetario y financiero, ahora, en medio de esta crisis, es muy importante hacer uso inteligente de esas fortalezas para atender a los que mas lo necesitan.

¿Una reprogramación de deuda, donde se aplicarán más intereses a la cuota ya pactada, no va a complicar el compromiso o la posibilidad de pago a futuro del usuario?

Por principio, en las reprogramaciones se buscan esquemas que le permitan pagar a futuro al cliente. Es en interés de todos hacer los máximos esfuerzos para mantener solvente nuestro tejido económico. Nadie gana con la quiebra de empresas o las insolvencias de las personas.

En promedio ¿de cuánto sería la tasa de interés que ofrecerán los bancos para esta nueva reprogramación de deuda?

En general, con las reestructuraciones se están relajando las condiciones iniciales de diferentes maneras: con mayores plazos, suspensión de multas, suspensión de comisiones, intereses o reducciones de tasa. Caso por caso. La situación difiere por banco según cada composición de portafolio y de productos. No podemos caer en el error de creer que todos los créditos tienen problemas o problemas similares o que todas las entidades financieras son iguales. De hecho, sabemos que 3,7 millones de nuestros clientes no tienen problemas de pagos. Por el bien de nuestros ahorristas, acá podemos y necesitamos operar con mucha precisión. Algunos bancos están evaluando nuevas modalidades de ayuda que incluyen condonaciones de intereses para más personas.

En el Congreso ya existen proyectos para que la SBS postergue los pagos sin intereses, ¿están de acuerdo con ellos? En su opinión, ¿qué perjuicios podrían darse de prosperar dichas iniciativas?

Como dijo el Presidente de la República, no hay espacio para el error. El remedio que tomemos para nuestros problemas económicos no debe terminar siendo peor que la enfermedad. Y tengamos en cuenta que la magnitud de esta crisis aún está por verse y las medidas que se tomen deben ser sostenibles, técnicas, no políticas. Lo tenemos claro en materia de salud pública: las medidas para luchar contra el coronavirus, como la extensión de la cuarentena, la toman técnicos sobre la base de datos, que cambian fluida y continuamente, de evolución de la enfermedad. No se nos ocurriría dejarle el manejo de la pandemia al Congreso mediante leyes, pues por su dinámica toma decisiones por otras consideraciones y en otros plazos. Debemos actuar igual con las medidas que tomemos para luchar contra la crisis económica: las decisiones las deben tomar el BCR, el MEF y la SBS, sobre la base de la información diaria que tengan acerca de la evolución de nuestros problemas económicos.

Los proyectos de ley que se han presentado en el Congreso plantean que se condonen intereses a rajatabla, sin distinguir entre quienes no han visto afectado sus ingresos, quienes lo han visto en alguna medida y quienes los han visto afectado gravemente. Desconocen que 3.7 millones de nuestros clientes no ha visto afectada su capacidad de pago y siguen pagando puntualmente, por lo que no tendría sentido condonar de manera general intereses. No tiene sentido poner en riesgo los ahorros del público para beneficiar a un grupo que no lo necesita.

¿Afectará al sector esta inmovilización nacional a causa del coronavirus?

Sin duda. Ya lo estamos viendo en muchas familias y empresas. Y con el paso del tiempo iremos viendo cómo se afecta todo el tejido económico. Las entidades financieras, de hecho, hoy no están vendiendo al mismo ritmo sus productos y sus flujos se van a ver afectados. Esto puede ser un problema primero para las instituciones más pequeñas, para las microfinancieras, que no tienen la misma escala ni variedad de portafolio que un banco.

¿Qué facilidades de liquidez inmediata se les está ofreciendo a los usuarios y bajo qué condiciones? Tanto para clientes corporativos como personas naturales.

Algunos bancos permitirán la liquidación de depósitos a plazo con los intereses corridos, aún con retiro anticipado. Otros han ofrecido líneas muy importantes destinadas a la pequeña empresa, otros han renunciado a ciertas comisiones y tasas durante la emergencia, otros están acelerando nuevos desembolsos. Los bancos no son todos del mismo tamaño, ni atienden a los mismos segmentos. Pero sí se han comprometido todos, con responsabilidad, a evaluar cada caso y ayudar a sus clientes a superar este momento.

Fuente: El Comercio

Compartir en: